Pescaleon
PESCA en LEON
más que un deporte

Ultimas noticias - click para ampliar


El tiempo actual en León
El tiempo actual en León



pesca & suelta
Ríos Vivos
Ríos Limpios


José Rubén Pérez González
Miércoles, 15 Marzo 2006

La lacra de los cormoranes

Creado el 26 de Noviembre de 2005
Actualizado el 8 de Noviembre de 2008

Los aficionados a la pesca que aprovechamos el fin de semana para visitar los ríos de nuestra provincia e ir preparando la cada vez más próxima temporada nos vemos desagradablemente sorprendidos por la masiva presencia de cormoranes en casi todos los ríos provinciales, y más todavía cuando se trata de cauces de alta montaña, como pude comprobar el pasado domingo por encima de Cármenes.
Con la llegada del frío se ha producido una notable entrada de cormoranes en los ríos de León. La presencia del cuervo marino se hace patente en los ríos que cuentan con pantanos en sus cabeceras.

  • El Sil por encima y por debajo de Bárcena mantiene las mayores poblaciones y si bien aquí una parte de su dieta la constituyen los ciprínidos, especialmente carpas y cachos, las incursiones hacia las zonas trucheras son frecuentes.
  • En el Esla se aprecian también nutridos bandos, tanto en la zona baja de Cabreros del Río como en la zona media de Gradefes y en el propio pantano de Riaño.
  • El Porma y el Órbigo también acogen importantes poblaciones. En el mismo escenario deportivo social de Santa Marina del Rey se les puede observar subidos a los chopos de la zona alta o pescando a la altura de Villamor.

    • Nombre Común: Cormorán Grande
    • Nombre Técnico: Phalacrocorax carbo
    • Orden: Pelecaniformes
    • Familia: Falacrocorácidos
    • Envergadura: de 1,30 a 1,40 m
    • Peso: puede llegar a superar los 3 Kg.
    • Alimentación: Exclusivamente Peces.
    • Puesta: de 3 a 4 huevos.
    • Incubación: de 23 a 24 días.


    Canto del Cormorán Grande

    La movilidad del cormorán grande es importante, pues cuando toman altura y se colocan en formación apenas gastan energía en sus desplazamientos. Éste es el motivo de que vayan cambiando de lugar de pesca a medida que van esquilmando determinadas zonas del río.
    La opinión se divide entre quienes opinan que están los de siempre, con un ligero incremento, y que el hecho de verse ahora tiene relación directa con el final de la temporada de caza. El cormorán no es una especie cinegética, pero por su carácter desconfiado rehuye la presencia humana.

    Sin embargo, hay que admitir que se incrementa su número el primer trimestre de cada año. Además se puede argumentar esta afirmación en el hecho de que presentan otra apariencia, no son tan negros e incluso la parte inferior de su cuerpo es blanca moteada. Lo cierto es que se les ve con facilidad, no sólo en pleno vuelo desplazándose por la mañana hacia los lugares donde se alimenta y por las tardes hacia los dormideros en magníficas formaciones, sino también pescando en ríos y embalses. La forma de pescar de estas aves resulta espectacular y hasta muy atractiva si no fuese porque detrás de cada zambullida siempre y remato siempre, algun pez ha pasado a su buche.

    La entrada de cormoranes tierra adentro, hasta el punto de llegar a cauces situados a cientos de kilómetros del mar, está ocasionando serios problemas en las masas fluviales de toda España y está siendo también objeto de estudio por los naturalistas. En Extremadura las sociedades de pescadores se han dirigido a las autoridades para exigir una solución a la vista del importante daño que causan en las poblaciones de tenca, especie que constituye una auténtica pasión en aquella región. En la Comunidad de Madrid, donde se han habilitado algunos cotos intensivos repoblados con trucha arcoiris en el Manzanares y otros ríos, se están encontrando con que repoblar significa alimentar a los cormoranes.

    Si unimos la alta especialización de esta ave, que escoge a los ejemplares de mejor talla, su voracidad, el desconocimiento por parte de la trucha de tener depredadores de esta índole y la época en la que estamos, con el comienzo de los desoves, que además de la significación de perdurar la especie, es cuando los ejemplares se encuentran más indefensos, podemos hacernos una idea del daño que año a año este ave está haciéndole a nuestros ríos.

    Pero el principal problema no está en la cantidad de ciprínidos y otros peces que consumen, pues éstos tienen una enorme capacidad reproductiva, sino en las truchas. El Sil, el Porma, el Esla y en menor medida el Órbigo están siendo esquilmados de forma sistemática. «Ahora, que parecía que el Esla se estaba recuperando -comenta un aficionado- ha vuelto a llenarse de esos putos bichos». La Administración, que hasta la fecha ha mirado hacia otra parte cada vez que se hablaba de los cormoranes, está comenzando a darse cuenta del problema. El propio Emilio Roy, director de pesca de la Junta, reconocía el pasado año durante la Semana Internacional de la Trucha el problema y la necesidad de encontrar una solución no traumática. Parece que el Ucero, río soriano donde se ha instalado con carácter experimental un aula de río, se ha visto «mondado por las anátidas pescadoras. El prestigioso profesor Purroy, por otra parte, reconocía que no existe peligro de extinción, antes bien, que se trata de una especie que se está expandiendo de año en año pues carece de depredadores naturales. La solución del problema pasaría por hacer desistir al cormorán para que no inverne en estos lugares y regrese al mar o cuando más a los estuarios de los ríos, su hábitat.

    Medidas de la Junta

    ¿ para que están ? Aunque tarde, los responsables de medio ambiente de la Junta se han dado cuenta de la necesidad de tomar medidas. En el caso de León las repoblaciones efectuadas con alevines en los últimos años habían conseguido incrementar de forma notable las poblaciones trucheras en los ríos Órbigo, Porma y Esla en su zona baja. La actuación de los cormoranes está diezmando estos logros de forma considerable. Si bien las medidas al respecto se llevan con cierto secreto, se conoce que algunos agentes forestales han recibido instrucciones precisas para abatir cormoranes que están siendo estudiados para conocer mejor sus hábitos alimenticios. La mayoría de forestales, especialmente los que habitualmente cuidan y controlan los cotos de pesca, son conscientes del problema. Otros sin embargo se muestran reacios a eliminar estas aves a pesar de que podría considerárselas una especie invasora que no presenta peligro de extinción. Tampoco se ha dotado de medios eficaces a los agentes que, en muchas ocasiones, han de utilizar sus propias escopetas de caza. En estas condiciones empieza a ser un clamor la petición de convertir al cormorán en especie cinegética, al igual que en su día lo fue el cormorán moñudo, para que cualquier cazador documentado pueda abatirlo. Y no es que resulte tarea sencilla, pues su natural desconfianza y astucia le convierte en una presa difícil de encarar. Por otra parte y salvo los humanos, no tiene depredadores naturales por lo que sus poblaciones están en franco incremento.

    ¿Solución? Seamos claros, que se permitan las batidas controladas. Como comentaba ese pescador, son eso.... putos bichos. Comunidades como Asturias, Cantabria y Pais Vasco ya han dado el primer paso, permitiendo a la "guardería" abatir un número determinado de cormoranes, con el fin de controlar su población, que año a año sigue incrementándose.

    Nuestra postura

    No quiero entrar en concesiones de tipo cinegético o que las batidas se realicen por parte de agentes medioambientales o de otras personas. En primer lugar, no me parece justo oir hablar en León de realizar un control de población de cormoranes, cuando está claro que es una especie foránea que amenaza seriamente nuestra trucha autóctona (ya relegada por la arcoiris en la mayoría de los cauces) de los ecosistemas fluviales de nuestra provincia. En otro tipo de situaciones se han utilizado medidas de emergencia para erradicar la especie aparecida y en este caso parece que la Junta, como dice el refrán, por un oído le entra y por otro le sale.

    En las comunidades limítrofes con nuestra provincia y en otras cercanas, han comenzado las batidas de control poblacional con mayor o menor oposición por parte de los grupos ecologistas a los que respeto y con los que estoy deacuerdo en muchos casos, pero no en otros.

    Estamos hablando de una especie fuera de su hábitat natural y del que muchos autodenominados "ecologistas" hacen vista gorda, alegando que esto es mentira y que el cormorán estuvo establecido siempre.
    Aquí hablamos de eso, de una especie alóctona, como puede ser cualquier otra (animal o vegetal) y del impacto que supone en nuestros ríos, y esto lo reivindicamos desde nuestra conciencia ecológica por este ecosistema, no desde el punto de vista de pescadores (mejor dicho pescaderos) que ciertas personas nos quieren adosar. Es fácil insultar sin bases ni fundamentos.

    Según estudios certificados, tanto a nivel Europeo (Keller, 1995; Carss, 1997), como Nacional (Blanco y Morato 1995; Lekuona, 1998), estiman una media de ingesta diario entre 0,3 y 0,5 Kg de pescado por cormorán. Si en león pasamos del medio millar de ejemplares (estimación no lejos de la realidad), el resto es calculadora. Estamos hablando de más de 300Kg diarios de peces (independientemente de que los que los hayamos visto, estimemos la cifra de consumo diario por cormorán en bastante más)

    Creo que a la vista está que nuestros ecosistemas fluviales, atacados desde otros frentes como el furtivismo, las minicentrales, las aguas residuales, los dragados y otras especies piscícolas alóctonas como el lucio y recientemente el alburno, van en total declive. Al igual que luchamos contra todos estos ataques, luchamos contra el cormorán como otro más.

    En cuanto a la legalidad de las batidas, debemos recordar, que la subespecie carbo carbo nunca ha estado catalogada en la lista de especies protegidas y sí en cambio la subespecie carbo sinensis; esta última, ya en 1997, se eliminó de la lista de especies de aves beneficiarias de medidas especiales de protección bajo la Directiva de la CEE.

    1.- Existe un control europeo de las actuaciones, a través de la declaración de excepciones en relación con la Directiva 79/409 CEE de conservación de aves silvestres. Las excepciones están en el art. 9 de dicha Directiva.

    2.- Existe un control europeo relativo a la conservación de hábitats naturales, fauna y flora, a través de la Directiva 92/43/CEE, base de la creación de «Red Natura».

    3.- A nivel nacional, en la orden MAM/2784/2004 de 28 de Mayo, publicada en el BOE el 16 de Agosto de 2004, se excluye y cambian de categoría determinadas especies en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, entre las especies excluídas está el cormorán grande (Phalacrocorax carbo sinensis).

    4.- Todas las comunidades tienen fundamentos jurídicos de Conservación de Espacios Naturales, Flora y Fauna Autóctonos, bajo el amparo de la Ley 4/1989, de 27 de marzo y la Ley 8/1991, de 10 de mayo.

    Ya han pasado varios años desde 2004 y desde entonces las batidas controladas que supuestamente realiza la Junta, son un fantasma que todo el mundo oye, pero que nadie sabe nada, ni en la propia Junta te informan de dichas actuaciones, ni han salido publicadas en BOCYL, pues la población de cormoranes sigue aumentando espectacularmente.

    Novedades en la postura europea

    El pasado mes de Septiembre de 2008, se publicaba un informe realizado por el diputado alemán Heinz Kindermann, sobre la elaboración de un plan europeo de gestión de las poblaciones de cormoranes para reducir sus crecientes repercusiones. Un mes más tarde, salían publicadas las enmiendas a las propuestas del informe. Dicho informe será votado el próximo 5 de diciembre en el Parlamento Europeo, una vez pasada la Comisión el pasado 4 de Noviembre, donde se aprobó por 23 votos a favor y tan sólo 1 en contra y 3 abstenciones.

    Informe Kindermann »

    Enmiendas al informe Kindermann »

    Del voto que se realizará, al menos despejará el vacío interpretativo de la ley que permitirá iniciar las acciones del control de esta especie.

    ¿ A quién proteger, a una especie autóctona o a una especie invasora ?

    Para aquellos de no conozcáis las habilidades natatorias y de buceo de esta ave, en youtube por ejemplo podéis ver videos que os documentarán y seguro que a más de uno sorprenderá.

     » Por último y si queréis pasar un rato divertido jugando, aquí tenéis nuestro Juego Cormoranes »



    José Rubén Pérez González
    ruben@pescaleon.com


  • Página visualizada el Viernes, 28 de Abril de 2017 a las 02:32:33
    Conexión desde 54.80.36.205


    Patagonia Chilena


    Taller Agustin González


    El Canto del Gallo



     


     Aviso Legal
     Confidencialidad de Datos
     Política de Cookies
     Publicidad en Pescaleón
     Contacta
     Síguenos en Facebook
    pesca & sueltaRíos VivosRíos Limpios

    ¿ Estás registrado en Pescaleón ?
       SÍ  - Identifícate
       NO - Regístrate, es gratis

    Haz click para entrar