Pescaleon
PESCA en LEON
más que un deporte

Ultimas noticias - click para ampliar


El tiempo actual en León
El tiempo actual en León



pesca & suelta
Ríos Vivos
Ríos Limpios

Foro de Pesca
 Foro pescaleon.com  
 Página 1 de este mensaje
 
Compartir en Facebook
Usuario Mensaje
Cid
Moderador · Socio Pescaleón
08 enero 2018 - 23:03:42
Hace 59 años   Escuchar este mensaje  

me gustaría hacer un pequeño homenaje a los 144 fallecidos el 9/1/1959 , hace justo 59 años , en el pueblo de Ribadelago de Sanabria 

La rotura de una presa destrozó el pueblo y la vida de sus habitantes para siempre

En lo referente a la pesca , el lago de Sanabria estuvo años vedado debido a las condiciones en que quedó 
Y el río tera, en su parte alta entre el lago y la presa que reventó ( Vega de tera) en unos 8 kilómetros cambio por completo su curso debido a la riada 
En estos 8 km quedaron varios saltos de agua y desniveles que las truchas ya no pueden remontar pudiendo encontrar truchas con una librea totalmente diferente dependiendo de en qué zona las pesquemos

Va por los fallecidos y por los que quedaron, muchos de ellos, pescadores .



Cid
Moderador · Socio Pescaleón
08 enero 2018 - 23:05:37
Re: Hace 59 años   Escuchar este mensaje  

Hace unos años publiqué en la sección artículos una historia real sobre esta tragedia y me gustaría recordarla


Era una noche fría y con niebla del mes de Enero del año 59, en un pueblecito de montaña, humilde y de gente luchadora. 

Un ruido ensordecedor le despertó del placido sueño en el que estaba sumido. Gritos y llantos se escuchaban a lo lejos. Su primera reacción, coger a su familia y salir rápidamente de la casa. 

El estruendo cada vez se oía mas cerca. Juan, apresuradamente encendió un candil de aceite y grito a su mujer y a sus hijos. Cuando salieron, el agua les llegaba por las rodillas y con temor se encaminaron a la zona más alta del pueblo .De repente, Juan se dio cuenta de que su perro Blas aun seguía en la casa. Dejo a su familia a salvo junto a otros vecinos del pueblo y volvió sobre sus pasos. ¡No vayas Juan!, le dijo su mujer, pero él sentía que debía ir, su perro era uno más de la familia. Al acercarse a su casa, vio como varias moradas se habían caído. La calle se había convertido en un rio cada vez con más fuerza. Con el agua por la cintura y ya a punto de entrar en su casa, esta se derrumbo. Juan, quedo atrapado por las piernas bajo una viga de roble. El agua le tapaba por completo y no conseguía liberarse. Poco a poco las fuerzas se acababan y sentía que era el final. Toda su vida paso por su mente en segundos. 

Se vio a sí mismo con José, su gran amigo, con el que solía pasar grandes jornadas de pesca. Ellos pescaban para vivir, pues en aquellos tiempos, todo escaseaba y había que ganarse la vida vendiendo las truchas a los restaurantes de la capital . José y el eran amigos desde niños. Sus familias vivian en casas contiguas y pronto comenzaron a hacer travesuras juntos. Era el típico pueblo de montaña de la posguerra, en el que sus gentes vivian del ganado y de sus cuatro tierras y "praos". Las casas eran de piedra con los tejados de pizarra y tenian dos pisos, en el superior vivian las personas y en el inferior el ganado.El pueblo estaba situados a orillas de un vello lago. 

Ambos eran los mayores de sus hermanos y eso les concedía el triste honor de tener que encargarse, aun siendo muy niños, de trabajos de mayores. No iban a la escuela ya que debían cuidar del ganado de sus familias aunque a ellos no les importaba. Lo que más les gustaba era que llegara la primavera e ir con las vacas al monte, porque eso suponía estar todo el día en el rio o a orillas del lago. José tenía una caña de bambú de 6 metros que le había hecho su abuelo y Juan se había hecho la suya con una vara larga de avellano, un trozo de tanza y un alfiler doblado eran el resto de su equipo de pesca. El rio, "su rio", era de aguas limpias y cristalinas. Las chorreras y corrientes se alternaban con los pozos formando un vello cañón que hoy es un reclamo turístico para la zona. El agua, con el paso de los siglos fue excavando en la roca granítica hasta formar el espectáculo natural que es hoy. Las riberas estaban formadas por una vegetación densa en la que salgueras y helechos se llevaban la palma. Los robles y acebos también eran abundantes. Algún tejo centenario, habitaba las partes más altas de la montaña. 

Saltamontes, maravallos, gusarapas y lombrices de tierra eran el cebo para aquellas rudimentarias cañas que manejaban hábilmente. 

Tenían su sitio secreto, el pozo negro, en el que hicieron grandes pescatas y grandes planes juntos sentados a su orilla mientras las vacas pacían la fresca hierba de la primavera. Aquel pozo que formaba el rio, era profundo y de aguas heladas, y en él las pintonas encontraban un buen refugio tanto en el invierno donde se resguardaban de las riadas, como en verano donde les daba cobijo en los meses de sequia. La entrada del pozo era una pequeña cascada en la que más de una vez se refrescaron y la salida, una chorrera donde las primeras varadas eran tiro fijo. ¡Cuánto hambre quito a sus familias aquel pozo!  

Los años pasaron, ellos crecieron, se casaron, tuvieron hijos y obligaciones que atender, pero siempre que podían volvían a su pozo a pescar, a recordar…………………… 

Vega de TeraDespués llego la época de la energía eléctrica. Una gran empresa proyectó construir un entramado de embalses y de lagunas para aprovechamiento eléctrico de la gran cantidad de agua que había por esas tierras. Juan y José, al igual que cientos de hombres de los pueblos de la zona, consiguieron trabajo para construir las presas. Era durísimo, pues diariamente se encaminaban rio arriba hasta el lugar de trabajo, a unos ocho kilómetros de su pueblo. Salían de madrugada, trabajaban sus 10 horas y volvían al pueblo, eso sí, siempre paraban en su pozo a echar unas varadas o simplemente a conversar y echar un trago de vino. 

De repente, Juan sintió una fuerza enorme que tiro de el, y ya fuera del agua respiro profundamente. Un vecino del pueblo, le salvo la vida en el ultimo momento. 

144 personas murieron aquella noche, uno de ellos José. Una de las presas en las que habían trabajado, no pudo soportar la presión del agua que la llenaba y se rompió marcando para siempre la vida de aquel pueblo y sus habitantes. Ocho millones de metros cúbicos de agua, descendieron por el cañón del rio un desnivel de 630 metros en dirección al pueblo que quedo arrasado en un 75% en menos de veinte minutos. 

A la mañana siguiente, comenzó el recuento de desaparecidos y fallecidos. De los 144 muertos solo aparecieron 28 cadáveres. 

Juan perdió su casa, animales, tierras de labor, a varios familiares y a su amigo del alma José, que nunca apareció.Sus piernas quedaron maltrechas y su corazón malherido para siempre. 

Hoy, con más de ochenta años, aun conserva la vieja caña de bambú de su amigo José y sigue yendo a su pozo a pescar con ella y a recordar. Si vais por allí, tal vez os lo encontréis. 

Javier Cid Otero. 

En recuerdo a los 144 fallecidos y a los que sobrevivieron a la rotura de la presa de Vega de Tera que arraso el pueblo de Ribadelago de Sanabria en la noche del 9 de Enero del año 1959.Pueblo de pescadores donde dí mis primeros pasos por el rio guiado por grandes maestros. 

Página visualizada el Lunes, 08 de Enero de 2018 a las 23:04:43
Conexión desde 83.41.102.220


Hugo_Asturies
Moderador · Socio Pescaleón
08 enero 2018 - 23:18:45
Re: Hace 59 años   Escuchar este mensaje  

Gracias Cid por tu bello, pero a la vez triste artículo que relata la tristeza y el dolor de lo ocurrido en Ribadelago en 1959, con la muerte de tantas personas y familias y que a día de hoy, todavía se sigue recordando como algo trágico y cercano aunque ya han pasado unos cuantos años. Mi más sincero recuerdo y homenaje a toda esa gente que sufrió esa desgracia.
Saludos.
 


farioreo
Socio Pescaleón
09 enero 2018 - 14:20:38
Re: Hace 59 años   Escuchar este mensaje  

he visto el tragico documental dos veces .la verdad que cuesta creerlo, que cuesta aceptar que de verdad ocurrió pero..tenemos que aceptarlo como todas las trajedias d e la vida y hacer lo posible por lo que este al alcance del hombre que no ocurra.saludos.
Dicho«En la pesca hay dos deportistas, el hombre en la ribera y la trucha en el agua»

Las opiniones vertidas son responsabilidad de las personas que las envían.
Los usuarios se comportarán en el foro de manera respetuosa; naturalmente discrepar no es insultar.
Peleas airadas, salidas de tono e insultos personales no serán en tolerados.
No se admite publicidad, ya sea mediante urls, tfnos o anuncios directos.
pescaleon.com se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario fuera de la tónica del foro.

Normas de utilización del foro »

Página visualizada el Sábado, 21 de Julio de 2018 a las 13:13:43
Conexión desde 54.198.111.185


El Canto del Gallo


Taller Agustin González


Patagonia Chilena



 


 Aviso Legal
 Confidencialidad de Datos
 Política de Cookies
 Publicidad en Pescaleón
 Contacta
 Síguenos en Facebook
pesca & sueltaRíos VivosRíos Limpios

¿ Estás registrado en Pescaleón ?
   SÍ  - Identifícate
   NO - Regístrate, es gratis

Haz click para entrar