Pescaleon
PESCA en LEON
más que un deporte

Ultimas noticias - click para ampliar


El tiempo actual en León
El tiempo actual en León



pesca & suelta
Ríos Vivos
Ríos Limpios

La trucha como especie

La especie y el habitat La trucha Salmo trutta es un pez del género Salmo, de la familia de los Salmónidos dentro del orden de los Salmoniformes, que se extiende por Europa, (de donde es originaria), Norte de África y Oriente Próximo.

La trucha común vive en los ríos y arroyos de montaña, y se pueden distinguir 2 subespecies, la Salmo trutta fario (trucha común), y Salmo trutta trutta, comúnmente conocida como "reo", ejemplar existente en los ríos atlánticos, que son anadromos: emigran al mar y remontan los ríos en la época de puesta, al igual que hacen otros ejemplares del mismo género, como los salmones.

La trucha de río es un pez de forma fusiforme, cubierto de pintas negras y rojas que suelen estar rodeadas de un halo blanquecino. Entre la aleta dorsal y la aleta caudal dispone de una aleta adiposa con una característica mancha rojiza en el borde. Esas características, junto con la aleta caudal, casi sin escotadura, y la mayor longitud de la boca, que rebasa la vertical del ojo, permiten diferenciarla de los juveniles de salmón, con los que comparte hábitat.

La forma migradora, el reo, al llegar al mar, adquiere la tonalidad plateada característica de los peces marinos, con pocas manchas negras y casi ninguna roja.

La reproducción

La trucha común tiene un período de freza que abarca desde noviembre hasta febrero, cuando la temperatura del agua oscila entre 5 y 10°C. El número de huevos varía según la edad y talla de las hembras, de modo que las más fecundas suelen ser las de 2 a 3 años de vida, con una longitud aproximada de unos 25 cm, seguidas de las de 3 a 4 años, con unos 30 cm.

La puesta se deposita en la grava y el número de huevos es de 1.000 a 2.000 por kg de peso, de los cuales una gran parte de los mismos y de los futuros alevines fracasa, bien por crecidas de caudal, enterramiento en el fango, o por predadores, donde también entra los ejemplares adultos de su misma especie.
La incubación dura más de 40 días a 10°C.

Con esta fecundidad se pueden conseguir una densidad de población de 1 ejemplar por cada 3m² de río, aunque habitualmente son mucho menores.

Anatomía y Morfología

Comencemos hablando de la visión; sin entrar en detalles tediosos sobre la morfología, debemos conocer que el ojo de las truchas es uno de los más desarrollados entre los peces. En cierto modo se parece bastante a los nuestros y puede ver perfectamente los colores incluso es capaz de percibir longitudes de onda invisibles al ojo humano. Las mismas sustancias químicas reactivas a los colores presentes en diferentes animales se hallan en los ojos de las truchas. Como los nuestros, el ojo de la trucha presenta una lente que distribuye la luz enfocándola hacia las ultra sensitivas células que tapizan la retina ubicada al fondo del ojo antes de la membrana coroides y la esclerótica. A diferencia de la nuestra, la lente del ojo de la trucha es esférica y se enfoca desplazándose hacia atrás sin cambiar de forma por la acción de poderosos músculos.


Para entender muchas de las cosas que nos suceden con nuestras moscas es muy importante entender el fenómeno luminoso tanto en el aire como en el agua (refracción), y sobre todo en diferentes tipos de aguas, en diferentes condiciones climáticas, a distintas profundidades y con diferentes fondos.

Otro aspecto que infiere directamente sobre el pescador es el ángulo de visión de la trucha, estimado en aproximadamente 95° sobre la verticalidad (horizonte visible conocido como ventana de snell). Alrededor de este ángulo se es prácticamente invisible al pez, aunque hay que contar con las posibles sombras.

En cuanto a la fisiología de la trucha, comenzar indicando que posee un total de 8 aletas (2 pectorales, 2 ventrales, 1 anal, 1 dorsal, 1 adiposa y 1 caudal o cola). Destaca como en toda la familia de salmónidos la gran aleta caudal principal responsable de la potencia natatoria de esta especie, y la aleta adiposa con su característica mancha rojiza; la aleta adiposa (también denominada aleta dorsal secundaria), es carnosa y en contraposición del resto, está desprovista de espinas. Muchos científicos citan su inútil función, mientras que otros indican que su función es similar a la de un receptor que indica al pez la velocidad y sentido de la corriente, siendo primordial para estabilizar su nado.

Alimentación

Dentro de la alimentación de la trucha, y como en todas las especies hay que distinguir entre la alimentación de los alevines y ejemplares jóvenes y los adultos.

Principalmente la alimentación se basa en ninfas acuáticas, (de la familia de las efémeras, tricópteros y plecópteros), y de sus posteriores moscas después de subrir su metamorfosis. Varias especies de gusanos, como la lombriz común, el gusano de la carne comúnmente conocido como "asticot" y toda una serie de gusanos que generalmente crecen sobre las hojas de los vegetables colindantes al agua. Hay que añadir también algunos invertebrados terrestres como saltamontes. Cuando los ejemplares van creciendo, entran en su dieta tanto las huevas de su especie, como del resto de peces y anfibios del río; En ejemplares adultos de gran talla, los ejemplares de su especie y algunos anfibios acaparan una gran parte de su dieta.

Biología

La trucha se adapta a multitud de ambientes acuáticos, siempre que se trate de aguas frías, limpias y bien oxigenadas.
La talla suele relacionarse con la velocidad y temperatura de las aguas. Así, en aguas rápidas y frías de montaña son frecuentes ejemplares de pequeño tamaño, en torno a los veinte centímetros, en cambio en aguas lentas y embalses pueden llegar a rebasarse con frecuencia los cuarenta centímetros. Sus costumbres son muy territoriales e incluso agresivas, los adultos no permiten la presencia de otros individuos en su cercanía.

Amenazas

Sobre la especie:
La especie esta amenazada por introgresión genética procedente de los ejemplares de repoblación. En general esta introgresión se calcula entre un 5 y un 10%, siendo aparentemente mayor en los ríos del centro peninsular. La pesca deportiva en muchas regiones es un factor de amenaza. En algunos ríos la introducción del Lucio (Esoxlucius) es un factor de amenaza al depredar sobre la trucha.

Sobre el hábitat:
Alteración de los cauces fluviales por obras hidráulicas. Contaminación de los cauces por vertidos urbanos e industriales. La extracción de áridos, canteras y el lavado de mineral, suponen serios impactos sobre los frezaderos y las zonas de refugio.

En la sección "Descargas & Docs" podéis consultar 3 documentos muy interesantes sobre este pez:
  • La anatomía de la trucha
  • La reproducción de la trucha
  • Diferencias genéticas en la trucha


Página visualizada el Domingo, 28 de Mayo de 2017 a las 02:54:15
Conexión desde 54.145.118.24


El Canto del Gallo


Patagonia Chilena


Taller Agustin González



 


 Aviso Legal
 Confidencialidad de Datos
 Política de Cookies
 Publicidad en Pescaleón
 Contacta
 Síguenos en Facebook
pesca & sueltaRíos VivosRíos Limpios

¿ Estás registrado en Pescaleón ?
   SÍ  - Identifícate
   NO - Regístrate, es gratis

Haz click para entrar